Reflexión y Recursos Bíblicos basados en la Gracia de Dios

Corona de Espinos

¿Quién puso a Jesús en la cruz?

Juan 14: 30-31 RVC, “Ya no hablaré mucho con ustedes, pues viene el príncipe de este mundo [Satanás], que ningún poder tiene sobre mí. Pero para que el mundo sepa que amo al Padre, hago todo tal y como el Padre me lo ordenó. Levántense, vámonos de aquí.”

Habían estado en la habitación superior hasta ahora. La Cena del Señor había terminado. El lavado de los pies había terminado. Hubo un par de capítulos de enseñanza en la habitación superior, y ahora dice: “Vámonos”. Y cuando dice: “Vámonos”, quiere decir, “Getsemaní, donde planeo ser arrestado y llevado a la ejecución. Vamonos.”

‘El amor está controlando esta noche. Mi amor por el Padre está totalmente a cargo.’ Clic para tuitear

Así que ahora Él explica esto a la luz que él quiere que ellos vean por su fe. Hay algo que Él quiere que ellos crean acerca de esto y confíen en esto. Él quiere desterrar algunas interpretaciones erróneas sobre lo que está sucediendo y dar la interpretación correcta. Él quiere que sepan que el Diablo es real. Él está activo y, en un sentido crucial, impotente. Así que lea esto cuidadosamente: “pues viene el príncipe de este mundo, que ningún poder tiene sobre mí… hago todo tal y como el Padre me lo ordenó.” Así que Satanás entró en Judas. Lo sabemos por Lucas 22:3. Judas está en camino. Satanás está en camino. Él está viniendo.

Pero Jesús parece decir: “Esa no es la razón por la que voy a la cruz”. Esto es lo que Él quiere corregir en ellos. Satanás, esta noche, no es decisivo. Jesús dice en Juan 14:30: “Ningún poder tiene sobre mí.” ¿Qué significa eso? Una traducción literal sería: “Él no tiene nada en mí”. El gran acusador no tiene nada con lo que acusar a Jesús, y está buscando a tientas, y no puede encontrar nada en Jesús para acusar. No hay un pequeño atisbo de pecado para jalar del anzuelo. Eso es lo que hace contigo. Si piensas en un pensamiento pecaminoso, jala del anzuelo. Si tienes una sentimiento de pecado, jala del anzuelo. Satanás no tiene poder sobre un hombre sin pecado, ninguno.

Me encantaría hacer una pausa aquí y hablar sobre la unión con Cristo y la justificación solo por la fe. ¿Está burbujeando dentro de ti? No tengo pecado. Estás sin pecado. No tenemos pecado. Pero ese es otro sermón. En unión con El limpio de pecado, estamos a salvo. Acabamos de cantar una canción:

Oculto en los zurcos de Su bendita mano,
Nunca el enemigo podrá seguir ni el traidor mantenerse.

Entonces, esa noche, la razón por la que fue arrestado y fue a la cruz no era Satanás — no en el fondo. Bueno, ¿por qué fue arrestado? Esto es lo que Él quiere que entiendan — y nosotros. Él nos dice claramente. ¿Por qué fue arrestado? ¿Por qué él muere?

“Satanás no tiene nada en mí. Él no puede acusarme. Él no puede controlarme. Él no puede encontrar una grieta en mi armadura de justicia, pero esta es la verdad: voy por obediencia a mi Padre. Es por eso que me arrestan.”

Esta no es coacción demoníaca. Este es el cumplimiento divino con la voluntad de Dios Todopoderoso para salvar a los pecadores. Y Él quiere que sepas esto para que puedas confiar en Él. Todo se trata de que Él elige morir, eligiendo ser arrestado, eligiendo ser obediente al Padre. “Satanás, crees que estás ejecutando el programa. No ejecutas este programa. Eres un lacayo que me lleva a donde quiero estar.”

‘En unión con El limpio de pecado, estamos seguros.’ Clic para tuitear

Así que Satanás no es la explicación para el Calvario. La obediencia es la explicación para el Calvario. “Hago todo tal y como el Padre me lo ordenó. Levántense, vámonos de aquí.” ¿Quién está a cargo? “[La vida] nadie Me la quita, sino que Yo la doy de Mi propia voluntad. Tengo autoridad para darla, y tengo autoridad para tomarla de nuevo.” (véase Juan 10:18). “Así que Satanás, haz lo que se te diga.”

Jesús les dice a sus discípulos: “Quiero que sepan que las traiciones demoníacas, y las mentiras demoníacas no rigen esta noche. El amor está gobernando esta noche.” ¿Ves eso en el versículo 31? “Para que el mundo sepa que amo al Padre”. “No estoy controlado por las mentiras en la corte; Estoy controlado por el amor a mi Padre. El amor está gobernando esta noche. Mi amor por el Padre está totalmente a cargo.” El amor divino entre el Padre y el Hijo está a cargo esta noche.

Las raíces de la cruz se remontan antes de la creación a la Deidad, desde toda la eternidad, donde el Padre y el Hijo se han amado infinitamente por los siglos de los siglos. Y ese amor entre el Padre y el Hijo, dice Jesús, es la razón por la que hace lo que hace. “Quiero que el mundo vea y sepa que amo al Padre”. Eso es increíble. Las raíces más profundas de nuestra salvación son el amor del Hijo por el Padre y el amor del Padre por el Hijo, que existió por toda la eternidad.

Por: John Piper © Desiring God Foundation.
Fuente: “Who Put Jesus on the Cross?”.
Traducido por: Daniel Elias.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.