Reflexión y Recursos Bíblicos basados en la Gracia de Dios

¿Puede un cristiano blasfemar contra el Espíritu Santo?

Tenemos un montón de correos electrónicos de nuestros oyentes cada mes, y no creo que haya una pregunta más común que tengamos a lo largo de los años que sea acerca de esta pregunta enviada de un oyente: “Hola pastor John, leí su artículo sobre el pecado imperdonable de la blasfemia contra el Espíritu Santo. Mis preguntas son dos: (1) ¿puede un verdadero creyente, cuya salvación es eternamente segura en Cristo, todavía ser culpable de blasfemia? Y: (2) ¿Es la blasfemia contra el Espíritu Santo lo mismo que entristecer al Espíritu Santo?”

Leyendo el texto

Vamos a poner un par de pasajes delante de nosotros acerca de la blasfemia contra el Espíritu Santo por tanto sepamos de lo que estamos hablando. Aquí está Jesús en Marcos 3:28-30: “‘En verdad les digo que todos los pecados serán perdonados a los hijos de los hombres, y las blasfemias con que blasfemen, pero cualquiera que blasfeme contra el Espíritu Santo no tiene jamás perdón, sino que es culpable de pecado eterno.’ Porque decían: ‘Tiene un espíritu inmundo.’” En otras palabras, ellos estaban atribuyendo las obras de Jesús al diablo en lugar de atribuirlas a Dios en Él.

“La blasfemia contra el Espíritu Santo es una determinada oposición intencional al actual poder del Espíritu Santo.”

Un texto más, Lucas 12:10: “Y a todo el que diga una palabra contra el Hijo del Hombre, se le perdonará; pero al que blasfeme contra el Espíritu Santo, no se le perdonará.” A lo largo de mi ministerio han habido varias personas, no muchas, pero probablemente varias – muchas personas no se acercan, pero estas se acercaron – varias personas que vinieron a mi profundamente convencidas de que habían cometido el pecado contra el Espíritu Santo y por lo tanto estaban fuera del perdón, y ellas estaban aterradas como puedes imaginar.

Salvación segura

Ahora, me parece que necesitamos – para ayudar a esas personas a lidiar con lo que están diciendo – necesitamos poner junto a la declaración de que la blasfemia contra el Espíritu Santo no puede ser perdonada – lo cual está ahí – las muchas declaraciones como todo aquel que cree en el Señor Jesús será salvo, no todo aquel que cree – si no han hecho algunas otras cosas.

Por ejemplo, Hechos 16:31: “Cree en el Señor Jesús, y serás salvo.” Pablo no le preguntó al carcelero, “Ahora, ¿alguna vez has blasfemado contra el Espíritu Santo?” Él sólo dijo, si crees, serás salvo. En Juan 6:40, Jesús dijo: “Porque ésta es la voluntad de Mi Padre: que todo aquél que ve al Hijo y cree en Él, tenga vida eterna, y Yo mismo lo resucitaré en el día final.”

Siempre me ha parecido que hay algo acerca de la blasfemia contra el Espíritu que Jesús tuvo la intención de que lo entendiéramos como lo que ha llevado a una persona al punto donde está pecando de tal manera que no está dispuesto y no tiene la capacidad de arrepentirse y creer. Esa es la manera en que pongo ambas cosas juntas.

Las lágrimas de Esaú

Esaú sería un ejemplo de esto. En Hebreos 12:17, dice: “Porque saben que aun después, cuando quiso heredar la bendición, fue rechazado, pues no halló ocasión para el arrepentimiento.” Esta es una traducción literal: ”No encontró lugar para el arrepentimiento,” lo cual significa que él no pudo hacerlo. Él no pudo encontrar un lugar en su corazón de arrepentimiento genuino, ”aunque la buscó con lágrimas.”

Por lo tanto, el punto aquí no es que Esaú se arrepintió y no pudo ser perdonado, sino que él no pudo encontrar lugar para el arrepentimiento. Había llegado a tal endurecimiento de corazón contra Dios, tal amor por el mundo: su plato de lentejas contra su herencia. Él amó el mundo de tal manera que no pudo parar de amar el mundo. Él no pudo encontrar un arrepentimiento genuino. Y así pereció. Y sus lágrimas no eran lágrimas de arrepentimiento. Eran lágrimas de remordimiento que él pudo arrepentirse.

Aclarando el problema

Permítanme dar un cita de uno de mis comentaristas favoritos, Henry Alford, sobre el pecado imperdonable de blasfemar contra el Espíritu. Aquí está lo que dijo, sólo una frase: “No se trata de una especie de pecado en particular que es condenado aquí” – como, oh, ¿he hecho esa cosa? – “es un acto concreto que muestra un estado de pecado, y ese estado es una determinada oposición intencional al actual poder del Espíritu Santo; y esto se muestra por su fruto, la blasfemia. La declaración, en esencia, de lo que el Nuevo Testamento dice a menudo” (The New Testament for English Readers, 89).

“No, un cristiano no puede cometer lo que Jesús llama blasfemia contra el Espíritu Santo.”

Esta es la frase clave: Esto es un “estado [de] una determinada oposición intencional al actual poder del Espíritu Santo.” Y entonces él da, como uno de esos otros lugares en el Nuevo Testamento, 1 Juan 5:16, que dice: “Si alguno viere a su hermano cometer pecado que no sea de muerte, pedirá, y Dios le dará vida; esto es para los que cometen pecado que no sea de muerte. Hay pecado de muerte, por el cual yo no digo que se pida.”

No dice: “hay un pecado que lleva a la muerte,” sino “hay pecado.” Esta es la manera en que debe ser traducido: “Hay pecaminosidad‘. Hay una especie de determinada y resuelta oposición intencional a Dios y su Espíritu.

Blasfemia contra el Espíritu

Así que, aquí están mis respuestas a las dos preguntas:
1) ¿Puede un verdadero creyente, cuya salvación es eternamente segura en Cristo, todavía ser culpable de blasfemia contra el Espíritu Santo? No. Porque creo que el significado de la blasfemia contra el Espíritu Santo, como Alford dice, es una determinada oposición intencional al actual poder del Espíritu Santo. Y los cristianos no pueden cometer ese tipo de pecado. Ellos no se establecen en eso con una determinada y resuelta oposición intencional.

Los cristianos pueden cometer toda clase de pecado, pero lo que marca a un cristiano es que no peca a largo plazo. Ellos odian el pecado y se arrepienten por ello. Se sienten mal por ello. Se convierten a Dios por perdón fresco. Así que no, un cristiano no puede cometer lo que Jesús llama blasfemia contra el Espíritu Santo.

Entristecer al Espíritu

2) ¿Es la blasfemia contra el Espíritu Santo lo mismo que entristecer al Espíritu Santo? No. no son lo mismo, y puedes ver la diferencia en Efesios 4:29-31 donde Pablo dice: “No salga de la boca de ustedes ninguna palabra mala (corrompida), sino sólo la que sea buena para edificación, según la necesidad del momento, para que imparta gracia a los que escuchan. Y no entristezcan al Espíritu Santo de Dios, por el cual fueron sellados para el día de la redención. Sea quitada de ustedes toda amargura, enojo, ira, gritos, insultos, así como toda malicia.”

“Cuando entristecemos al Espíritu Santo, estamos entristeciendo a aquel que nos ha sellado para el día de la redención.”

Así que dos cosas, Una, cuando entristecemos al Espíritu Santo, Pablo dice que estamos entristeciendo a aquel que nos ha sellado para el día de la redención, lo que significa que, en el mismo sentido como decir que puedes entristecerle, Él está diciendo: Estás seguro. Estás sellado. Él no romperá ese sello. Él te tiene, y te está guardando para el día de la redención.

Y la otra cosa para resaltar es especialmente lo que hace que se entristezca: lo que le entristece es la amargura, la ira, el enojo contra los demás. Estas son cosas que los cristianos hacen y lo lamentan y se tienen que arrepentir de haberlo hecho y pedir perdón por hacerlo, y ese arrepentimiento es la obra del Espíritu Santo en la gran misericordia para despertar a los hijos de Dios al arrepentimiento a fin de que lo hagamos para el día de la redención.

Por: John Piper © Desiring God Foundation.
Fuente: “Can a Christian Blaspheme the Holy Spirit?”.
Traducido por: Daniel Elias.

hay 84 comentarios

  1. juan dice:

    tengo unas dudas si no cumplo con los 10 mandamientos de dios no tengo perdon y que pasa si un satanico se vuleve cristiano pero le a echo oraciones al diablo tiene perdon? y que pasa si alguien a dicho que el diablo tiene mas poder que dios tiene perdon?

    • TeoGracia dice:

      Hola Juan, gracias por escribirnos. Cualquiera sean los pecados que alguno haya cometido antes de conocer al Señor son perdonados, la biblia dice en 2 Corintios 5:17 que si alguno está en Cristo es una nueva criatura. Confíe en la palabra de Dios. Un abrazo.

1 7 8 9

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: