Reflexión y Recursos Bíblicos basados en la Gracia de Dios

Adulterio

Fornicábamos mientras salíamos en el noviazgo, pero ¿Por qué él cometió adulterio?

Si usted fornicó durante sus citas de pareja, no se sorprenda cuando sucedan otros pecados después de casarse, incluso el adulterio. Si Dios no se impone a ambos, la vida solo empeorará entre ustedes, como lo revela este estudio.

Biff y Mable acudieron a la consulta porque Mable atrapó a Biff en una relación adúltera. Estaba herida y enojada y lo más importante en este momento era cuidar su alma.

Había mucho que resolver, pero el dolor que experimentaba requería atención inmediata de consejería. El adulterio es diferente a la mayoría de los otros pecados debido a la profunda herida que presiona en el alma de una persona.

El adulterio es un pecado de odio

Este pecado tiene un aspecto único. El pecado “normal” es entre tú y Dios. Si tu pecado es adulterio, no es solo entre tú y Dios, sino que traumatiza a otra alma. Y las complicaciones aumentan porque estás pecando contra ti mismo; ustedes dos son una sola carne.

¿Lo entendiste? Biff pecó contra sí mismo, pero “así mismo”  él pecò contra quien era Mable porque ella es él; son uno, no dos personas. El adulterio es un pecado extraño.

En Efesios, Pablo habló sobre cómo la falta de cuidado para el cónyuge es una forma de odiarla. Algunos pueden retraerse ante la palabra odio, pero esa es la Palabra de Dios, no la mía. Las víctimas del adulterio no deberìan discutir con Pablo o con Dios. Fue el profundo dolor de odio lo que esta señora sintió hasta lo más profundo de su ser.

Porque nadie aborreció jamás su propio cuerpo, sino que lo sustenta y lo cuida, así como también Cristo a la iglesia – Efesios 5:29.

Después de unas pocas sesiones, las cosas empezaron a nivelarse, y Biff y Mable empezaron a experimentar el cuidado, la restauración de Dios y la reconciliación entre ellos. Estas cosas estaban bien, pero teníamos que hacer algo más.

Parte del proceso de asesoramiento necesario para tener una medida preventiva. No quería que volvieran a este lugar otra vez, pero para lograrlo, tendríamos que hacer una excavación profunda que sacudiría sus almas.

Mable ciertamente no quería que volviera a suceder. Así que tuvimos que pensar por qué sucedió en primer lugar y cómo Biff y Mable necesitaban cambiar sus puntos de vista sobre Dios, entre ellos y su matrimonio.

Una de las cosas instructivas que surgieron de esta conversación fue que el adulterio no era una anomalía para ellos, sino la continuación de un estilo de vida que había existido durante casi treinta años. Déjame explicar.

La complejidad de la víctima pecadora

Mable y Biff se conocen desde que estaban en la escuela secundaria. Ambos están en sus cuarenta y tantos ahora. Comenzaron a salir en su primer año de secundaria y se separaron brevemente durante la universidad y reanudaron su relación por completo después de sus respectivas graduaciones universitarias.

Estaban saliendo y saliendo, durante seis años antes de casarse. Durante este tiempo, tuvieron relaciones sexuales prematrimoniales, lo que la Biblia llama fornicación . Esto no me sorprendió, razón por la cual normalmente le pregunto a una pareja que sufre adulterio si fornicaron durante sus años de noviazgo.

En casi todos los casos, la pareja se había entregado al pecado sexual prematrimonial. El adulterio usualmente tiene un rastro que puede tener décadas de antigüedad. La infidelidad no solo sucede. Hay patrones, así como un estilo de vida que precede al cónyuge que ha estado en la cama con otra persona.

Fue difícil para Mable escuchar cómo ella era parte del problema y parte del patrón en la vida de su esposo. Si bien ella no era responsable de su pecado, ella era extremadamente irresponsable durante la relación de pareja y su matrimonio.

Ella nunca hizo esta conexión. Como se señala en el título del artículo, de alguna manera se había convencido a sí misma de que la fornicación sexual y el adulterio sexual estaban en diferentes planos y no tenían relación entre ellos.

La complejidad de la deshonestidad intelectual

Sinceramente, apenas existe una diferencia entre el pecado sexual antes del matrimonio y el pecado sexual mientras están casados. ¿Quién quiere analizar esas diferencias? Puede ser inútil e imprudente si no se toma en cuenta el autoexamen bíblico en el proceso.

De alguna manera ella había segmentado su fornicación y la había refundido como amor . El adulterio, según su autonegación, era otra historia. Era un pecado, malo, severo, fuera de lugar, contra Dios, contra ella, maligno, del diablo y algunas otras cosas condenatorias.

Estoy de acuerdo. Y todas las formas de describir de Mable sobre qué es el adulterio se aplican a su fornicación también. Su culpa ante Dios no es diferente de la culpa de Biff ante Dios cuando se trata de su elección de cometer pecado sexual antes del matrimonio. Crees que Dios diría,

Mable, tu pecado sexual fornicario antes de casarte no es tan malo como el pecado sexual y adúltero de tu esposo después de casarte.

Puede haber una diferencia en tonos de negro, pero si agrupas un pecado sexual como “mejor” que otro, estás jugando juegos intelectuales, mientras intentas proteger tu reputación, así como un deseo de aferrarte a tu justicia.

En lugar de que Mable intente apartarse como una mejor pecadora, una pecadora menor, no tan mala como él, sería más honesto para ella reconocer lo que hizo y tratar de arrepentirse ante Dios y Biff. Y, sí, sería sabio, humilde y correcto que Biff haga lo mismo.

La razón por la que su arrepentimiento mutuo es fundamental es que es honesta, y hasta que no completen el círculo y traten con todas las disfunciones sexuales pecaminosas en sus vidas , no podrán experimentar la ayuda que realmente les cambia la vida.

No puede divorciarse del pecado sexual de los años previos al matrimonio de la inmoralidad sexual durante los años de casados. Son contiguos y progresivos. Mable quería pensar que su marido la amaba y que estaban “haciendo el amor” cuando eran adolescentes.

También quería pensar que su marido no amaba a la mujer adúltera de la forma en que probablemente la amaba; Ambas acciones eran de lujuria sexual pecaminosa. Su esposo estaba enamorado de sí mismo cuando estaban saliendo, y eso nunca ha cambiado.

Eliminando las dolorosas causas del adulterio

Mable necesitaba ver la profundidad de su pecado. No le haría a él arrepentirse del adulterio solamente. Eso sería eliminar la fruta del árbol, pero no erradicar la enfermedad que causó la fruta podrida.

La enfermedad no solo causó el malvado fruto del adulterio, sino que la infección había estado en el sistema de raíces del árbol (su corazón) durante más de tres décadas. Es la misma enfermedad que causó el fruto podrido de la fornicación. Esta realidad será difícil de escuchar para Mable.

Su esposo no se convirtió en una persona mala en algún momento durante el matrimonio, tal como lo percibió su adulterio. Su esposo no es muy diferente de cómo era cuando fornicaban juntos hace veintitantos años antes de casarse.

Quería pasar el tiempo adecuado guiándola a través del adulterio antes de que entráramos en los patrones que estaban en el lugar que llevaron a la infidelidad. El dolor del adulterio ya era lo suficientemente desafiante, pero esto iba a ser más doloroso a medida que ella aceptara su falta de amor y su culpabilidad.

Una de las cosas más difíciles de aceptar para ella era cómo había torcido su conciencia para creer que estaban “haciendo el amor” y no “haciendo fornicación”. En algún nivel de su corazón, ella lo sabía, pero no estaba dispuesta a admitirlo.

Incluso comenzó a discernir por qué no respetaba a su esposo a lo largo de su matrimonio. Su falta de respeto sofocada emanaba de la verdad que había suprimido sobre la fornicación. Ella pensó que había ocultado su dolor, lo que salió como una falta de respeto, pero no lo hizo.

Consecuencias por suprimir la verdad

Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres, que con[a] injusticia restringen la verdad. – Romanos 1:18.

Mable había estado “suprimiendo la verdad” sobre su fornicación durante todos estos años. Ella había torcido lo que estaban haciendo como adolescentes tontos al replantearlo como amor. Pero no era amor. Fue malvado. Aunque ella lo eliminó, Dios no lo hizo.

Pablo dijo que Dios revela su ira contra cualquiera que suprima la verdad con su injusticia. Mable puede haber negado, replanteado, torcido y republicado su pecado como “no tan malo”, pero ella fue la única engañada. Ella no podía vencer el disgusto de Dios sobre su alma.

Esta respuesta de Dios causó una reacción violenta en ella que afectó su matrimonio. He descrito el texto de Pablo en Romanos como una persona que aprieta un globo de hotdog. Si pones presión en un extremo, el otro extremo se exagera.

Mable había presionado su conciencia para reprogramar su pecado prematrimonial con Biff. Estaba reprimiendo la verdad, sin darse cuenta de que no podía sacarla de su alma. Mable tenía un “alma exagerada” que estaba reaccionando a sus intentos de presionar la verdad hacia abajo y fuera de su vida.

En lugar de ser dueños de su pecado sexual prematrimonial, arrepentiéndose de ello, hablarle a su esposo al respecto y liberarse de ello por completo, lo ignoraron. Pero su alma no lo estaba ignorando, y parte de la reacción fue la falta de respeto sutil y la ira no tan sutil que tenía hacia su marido.

A través de los años, Mable se había convertido en una esposa crítica. Ella rara vez alentaba a Biff y parecía comunicar un descontento constante hacia él. Imagina cuánto se podría haber logrado en sus vidas si hubieran admitido sus pecados entre sí y con Dios y se hubieran arrepentido de ello.

Tal vez hubieran necesitado ayuda, pero la vergüenza de lo que hicieron en ese entonces era más potente que venir limpio a Dios y disfrutar de la libertad de una conciencia pura. Ella optó por relucir y volviendo a etiquetar lo que estaban haciendo como amor.

Compañeros que se consienten en el crimen

Biff no la amaba. Oh, tal vez la amaba hasta cierto punto. Estoy seguro de que lo hizo. Pero su amor por ella estaba enredado y sobre todo un esfuerzo por satisfacer sus antojos. Pero antes de pensar demasiado severamente sobre Biff y cómo él victimizó a Mable, es justo ver a Mable desde una perspectiva similar.

Ella era una pareja dispuesta también. No debes perderte esta verdad si quieres ayudarlos. Biff no la violó. Ella quería tener sexo con Biff. A ella le gustaba la “noción de Hollywood” de dormir juntos, tener un romance y tener un hombre que la deseara.

Tanto Mable como Biff son personas egocéntricas que dan un reconocimiento tácito a Dios y su fe cristiana. Sí, son cristianos lo mejor que puedo discernir, pero son cristianos mundanos . Dios no está en el centro de sus pensamientos o sus vidas constantemente.

No ames al mundo ni a las cosas del mundo. Si alguien ama al mundo, el amor del Padre no está en él. – 1 Juan 2:15.

Este rechazo de una vida centrada en Dios es una de las razones por las que el adulterio duele tanto. Mable estaba menos preocupada por Dios mientras trabajaba a través de su infidelidad, y estaba más preocupada por cómo “él no me ama” y “qué vergonzoso fue esto para mí” y “¿qué pensarán los demás?”

El adulterio es lo suficientemente complicado, pero cuando le sucede a una persona mundana, se acelera a otro nivel. Si la personal que sufre la infidelidad tuviera una relación profunda y creciente con Dios, usted podría guiarla a través del adulterio con un éxito más rápido porque Dios estaría luchando por ella.

La víctima del adulterio es igual de egoísta que el adúltero, las dos personas tienen que regresar a Dios. Si bien Dios es misericordioso con el sufrimiento, también es un Dios de justicia, lo que lo hace opuesto a ambos.

Pero él da más gracia. Por eso dice: “Dios se opone a los soberbios, pero da gracia a los humildes” – Santiago 4: 6.

Mable no puede jugar la tarjeta exclusiva de víctima e ignorar ciegamente la justicia que debe suceder con respecto a su pecado sexual egocéntrico. Si bien ella es una víctima, también es culpable de un matrimonio que ha ido mal.

Ella puede elegir suprimir la verdad de su pecado mientras lo paga experimentando la ira continua de Dios sobre ella o puede confesar su pecado y dejar que la ira que Dios puso sobre su Hijo satisfaga su pecado. Si ella elige lo último, muchas bendiciones vendrán a su manera:

  • Ella será libre de su pecado.
  • Su conciencia comenzará a estar más en sintonía con la Palabra de Dios.
  • Las sensaciones de culpa desaparecerán.
  • Su autoengaño desaparecerá.
  • Puede encontrar curación para el adulterio sin el factor que complica su papel en la fornicación.
  • Su ira, falta de respeto y crítica hacia su esposo desaparecerán.
  • Ella puede experimentar una relación refrescante con Dios.
  • Ella puede ser una ministra de reconciliación para su esposo.
  • Su arrepentimiento ayudará a cortar las raíces que han infectado su matrimonio.
  • Ella puede modelar para Biff su necesidad de arrepentimiento.

Si ella se arrepiente, comenzará a aprender y experimentar lo que es el amor real, mientras se siente menos necesitada y exigente. Si su esposo se arrepiente, ella estará lista para experimentar un verdadero amor conyugal, en lugar de dos personas centradas en la lujuria.

Advertencia a todos los que han fornicado

Si estás saliendo con alguien y estás fornicando, te recomiendo que te separes por un tiempo, que alguien sepa acerca de tu pecado, que obtengas ayuda y que decidas si estás bien para alguien.

Eres un tonto por continuar en una relación sin obtener ayuda. No creas que eres inmune a algo como la historia de Mable. Tú no eres. La historia de Mable es ficticia, basada en varias docenas de parejas que he asesorado y que se ajustan a esta historia.

Las mujeres que están leyendo este artículo, que puede no reflejar la historia de Mable precisamente porque no han vivido el adulterio, pero fornicaron durante sus años de noviazgo, y las cosas nunca han estado bien entre ellos y sus esposos.

Mientras no experimentan el dolor del adulterio, experimentan el entumecimiento de un matrimonio solitario con un hombre emocionalmente distante y preocupado.

Si está casado, le recomiendo que le diga a su cónyuge lo que lee aquí, lo que piensa al respecto, cómo ha impactado su alma y su matrimonio, y cómo quiere ayuda. Luego haz planes para obtener ayuda.

Debes resolver tu pasado. Si no lo es, este vengará de tu alma (probablemente ya lo haya hecho), y no serás la persona que Dios quiere que seas. No te dejes engañar: no puedes suprimir la verdad con tu injusticia.

Dios presionará su ira sobre ti. Cualquier persona que oculte la verdad experimentará agitación interna y disfunción relacional. Es la naturaleza del pecado y la naturaleza de Dios. Obtenga ayuda hoy.

 

Por: Rick Thomas © RickThomas.net.

Fuente: “We Fornicated While Dating, But Why Did He Commit Adultery?”.

Traducido por: Josué Elías

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.