Reflexión y Recursos Bíblicos basados en la Gracia de Dios

preparale su lugar - el pan de vida

El Pan de Vida

Juan 6:35

«Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida el que a mi viene nunca tendrá hambre y en el que en mi cree no tendrá sed jamás.»

En estos días las personas dicen:

«¿Qué hay?»

«Si hay panteón, ¡voy!»

«¿Víveres? – ¡Ahí estoy!»

«¿Juguetes? – Sí, sí – ¡No te preocupes, cuenta conmigo!»

¿Pero qué es Jesús? ¿Qué ofrece?

¡Mira lo que Jesús es! Es el pan de vida.

A veces tratamos de domesticarlo. Lo que realmente dice Jesús, ningún Papá Noel lo diría.

«Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida, el quien a mí viene nunca tendrá hambre, y el que a mí cree no tendrá sed jamás» —Juan 6:35

Es más que simplemente decir: «Ven a mí y yo te doy orientación, ven a mí y yo te doy un ejemplo, y si lo sigues, te irá bien.» Jesús no dijo eso, sino que dijo: «Ven a mi, y no tendrás hambre, cree en mí, y no tendrás sed jamás.» A veces hay una confusión, algunos creen que dijo: «Yo doy el pan de vida.» No dijo eso; Él dijo: «Yo soy el pan de vida.»

Y en esta temporada la gente tal vez está buscando a Jesús porque quiere más de este mundo. Y Jesús es el pan de vida.

«Y el pan de Dios es aquel que descendió del cielo y que da vida al mundo» – Juan 6:33

Jesús, el bebé que nació, que descendió, es el pan de vida. Tenerlo a él quiere decir que uno no tendrá hambre jamás. La voluntad del Señor, de Dios, es que tú conozcas ese pan de vida.

«Y esta es la voluntad de mi Padre, que todo aquel que ve al Hijo, y que cree en él, tenga vida eterna y yo lo resucitaré en el día final»

Hay un verso que es pertinente en esta temporada. Jesús dijo, luego de conversar con las personas cuando había multiplicado el pan, y estaban buscando a Jesús. Jesús los miró y les dijo:

«Trabajen pues, pero no para la comida que perece, sino para la comida que permanece para vida eterna, la cual el Hijo del Hombre les dará, porque a este señaló Dios el Padre.»

Amigos, disfrutemos el pan, disfrutemos los juguetes, regalemos; pero el pan de vida, no son cosas, sino que es Jesús.

Jesús es el pan de vida. Es quien nos llena para que la vida fluya DE nosotros A otros.

«Y el último gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie, y en voz alta dijo: ‘Si alguno tiene sed, venga a mí y desde el interior del que crea en mí correrán ríos de agua viva como dice la Escritura.»

Tal vez hasta ahora has buscado a Jesús porque querías cosas de este mundo. Pero corre a Jesús, por quien Él es en sí mismo. Él es el Pan de Vida, Él es quien te transforma para que la misma vida fluya de ti a otros.

Espero que disfrutes, que conozcas a Jesús, el pan de vida.

Por: David Bhadreshwar.

Canción sugerida: «Mi Roca», por Hillsong Cornerstone.

Hay un comentario publicado

  1. Reina Ollarve dice:

    Qué nunca falte el Pan de vida en mi casa

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.