Reflexión y Recursos Bíblicos basados en la Gracia de Dios

69. «Una fe tan preciosa» – 2 Pedro 1:1

La fe es el regalo de Dios. Es el fruto del amor eterno, el resultado de la gracia; nosotros creemos por gracia. La fe que es la evidencia de la salvación, incluye aceptar el relato del evangelio sobre una salvación gratuita y completa para los pobres e indignos pecadores; buscar a Jesús en el trono de gracia, sobre el fundamento de ese relato; y confiar en la Palabra, la obra, y la muerte de Jesús, para vida y salvación. Esto siempre genera amor por Jesús, y guía al alma a obedecerle con gratitud. Esa fe es preciosa; es tan escasa que pocos creen; es tan valiosa que sin ella no podemos complacer a Dios, no podemos ser justificados, no podemos regocijarnos en la esperanza, ni disfrutar las bendiciones del evangelio; pero aquel que cree tiene derecho a cada preciosa promesa, a toda la plenitud de Cristo, a disfrutar a Dios en cada relación del nuevo pacto y nunca verá la muerte. Pasará de la muerte a la vida, y nunca será condenado.

¡Dios misericordioso! Concédele a tu pueblo, y especialmente a mí, una fe tan preciosa, que creyendo en Jesús, pueda yo regocijarme con gozo indecible y lleno de gloria. ¡Que pueda creer este día sin titubear! ¡Que sea fuerte en la fe, dándole gloria a Dios!

¡Que mi fe sea fuerte y duradera
para creer lo que dijo el Todopoderoso!
Para aceptar el mensaje de su Hijo,
y recibir el gozo celestial.

Por: James Smith
Traducido por: Proyecto Nehemias

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: