Reflexión y Recursos Bíblicos basados en la Gracia de Dios

preparale su lugar - la luz del mundo

La Luz del mundo

Juan 8:12

“En otra ocasión Jesús dijo: yo soy la luz del mundo, el que me sigue no andará en tinieblas sino que tendrá la luz de la vida.”

Cuando nació Jesús, apareció una gran luz, y le sentaba bien, porque él es luz. En otra ocasión él declaró de esta forma:

“Jesús dijo: Yo soy la luz de mundo, el que me sigue no morará en tinieblas sino que tendrá la luz de la vida”

Una vez más lo que dice Jesús es chocante. Choca contra lo que pensamos habitualmente, porque a menudo pensamos: “Bueno, yo puedo ser una buena persona sin Jesús”, “yo puedo vivir bien sin Jesús”, o “es irrelevante”.

Jesús dice de otra cosa,¿no? “Si me sigues a mí, no morarás en tinieblas; pero al contrario si no me sigues, estás en tinieblas”.

La cuestión con las tinieblas, es que uno no puede ver, no puede ver peligros, y tampoco puede ver las cosas maravillosas.

No puede ver. Está presto a caer, a lastimarse, a caer en un abismo, porque anda en tinieblas. Además, hace cosas de las tinieblas: odio, tensión, cosas inmorales, impuras. Dios nos libra del poder de la oscuridad, Dios hace un traslado del dominio de las tinieblas al reino de su amado Hijo.

Y Dios hace que seamos aptos, y capacitados para participar de la herencia de los santos de luz. Por naturaleza no somos aptos de participar en esa herencia, porque hacemos cosas de las tinieblas y no de la luz, pero Dios hace un rescate del dominio de las tinieblas y un traslado de las tinieblas a su reino de luz, y hace que seamos aptos para participar de la herencia de los santos de luz, ¿y cómo lo hace? A través de su amado Hijo, y la redención y el perdón de pecados que hay en él.

 

Si tú estás en tinieblas, si no vez, hay rescate, hay liberación de las tinieblas y está en Jesucristo.

Mi oración al preparar este mensaje, es que el Señor haga lo que dice en 2 Corintios 4.6:

“Porque Dios, que mandó que de las tinieblas surgiera la luz, es quien brilló en nuestros corazones, para que se revelara el conocimiento de la gloria de Dios en el rostro de Jesucristo.”

Dios es quien hace que de en medio de las tinieblas brille la luz, resplandezca la luz, y cuando Dios hace eso, lo que nosotros vemos es la gloria de Dios en la faz de Jesucristo.

Que esta navidad tú puedas ver a Jesucristo como luz.

Que puedas ver la gloria de Dios en su rostro.

Por: David Bhadreshwar.

Canción sugerida: “Eres la Luz” (también conocida como “Vine a adorarte”), por Tim Hughes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.